Inmortalidad

“Lo extraño no era sólo la palabra computadora, también la palabra Creador: el padre nunca decía Dios, como si quisiese limitar el significado de Dios a su actuación como ingeniero. El Ordenador del Creador ¿pero cómo puede el hombre hablar con un ordenador? Por eso le preguntó al padre si rezaba. El le dijo: <Eso es como si le rezases a Edison cuando deja de alumbrar una lámpara>”

Milan Kundera

Anuncios